COFRADÍA NTRA. SRA. DE LA PIEDAD

Fundada el 16 de abril de 1957. Parroquia San Salvador de la Marina (Iglesia de San Telmo)

  • Presidente: Juan Marí-Mayans y Gómez de la Serna
  • Cofardes: 120 (Censo 2019)
  • Imágenes Titulares: Ntra. Sra. de La Piedad y Ssmo. Cristo de la Sangre

Historia de la Cofradía:

La Cofradía de Nuestra Señora de La Piedad, según reza en los archivos, empezó su andadura oficial como paso procesional en la mañana del Viernes Santo del año 1.957, en el Vía Crucis, en un oficioso desfile a hombros de sus cofrades, desde la parroquia de la titular hacia la Santa Madre Iglesia Catedral de Ibiza. En la misma tarde se incorporó a la procesión general del Cristo Yacente, según manifiestan cofrades ya retirados de la labor, porque desde el año 1.944 hasta 1.949, sólo procesionaban en la ciudad dos cofradías, que eran la del Santo Cristo Yacente y la de Nuestra Señora de Los Dolores, ambas cofradías pertenecen a la Catedral. Dicha procesión hasta el año antes citado no tuvo ningún cambio, pero en este año se incorporó la Cofradía del Santísimo Cristo del Cementerio.

En el año 1.949, las dos cofradías pertenecientes a la Catedral, recogieron a su paso a la nueva entidad. El recorrido transcurría desde la Catedral, por la calles Mayor, San Cariaco, Juan Román, Pedro Tur, General Balanzat, Sa Carr09a, Plaza de Vila, el Rastrillo Plaza de la Constitución, José Verdera, de La Cruz, Riambau, Paseo Vara de Rey (ambas calzadas), Conde de Rosello, Aníbal, Antonio Palau y vuelta al Rastrillo, para dejar los Pasos cada entidad en su Parroquia de salida; dicha procesión se inicia a las nueve de la noche y esta avanzada la madrugada cuando se llega al punto de inicio.

La Cofradía de Nuestra Señora de La Piedad, se integra a este recorrido en el año 1957, y con posteridad se añade la Cofradía del Cristo de La Agonía; son así en total cinco las cofradías que procesionan en Ibiza, hasta la fecha.

Como antes se ha citado, la imagen es donada a la Parroquia por una familia de la isla. Dicha parroquia, al recibir tan magno obsequio, traspasa la labor del cuidado y mantenimiento del paso a la recién nacida entidad.

Los Hermanos que procesionan van uniformados con dos colores que marcan la dualidad del rojo y el blanco, símbolos de pasión y pureza.

El hábito que se vistió en un principio constaba de túnica blanca y verduguillo, ­sin capirote- blancos y escapulario también blanco pero con una cruz situada a la altura del pecho en rojo al igual que el cíngulo, zapato blanco o sin violentar a nadie con la sana costumbre penitencial de acompañar el paso a pie descalzo, con posterioridad se incorporo el capirote.

Profundiza en la cofradía a través de nuestra Página web y nuestro Facebook