COFRADÍA SSMO. CRISTO DEL CEMENTERIO

Fundada en 1890. Parroquia de San Pedro Apóstol.

  •  Año de Fundación: 1 de junio de 1890
  • Presidenta: María Nieves Jiménez Bonet
  • Nº Cofrades: 239
  • Imágenes de la Cofradía (3): Santísimo Cristo del Cementerio, el Ecce Homo y Jesús entrando en Jerusalén “La Borriquita”.

Historia de la Cofradía:

La devoción al Ssmo. Cristo del Cementerio ha sido y es, una de las más extendidas en las Pitiusas. Para hablar de esta imagen, primero hemos de ubicarla en su templo, conocido como El Convent o Iglesia de Sant Domingo de Eivissa, erigida a la advocación de San Vicente Ferrer y el Apóstol Santiago.

El siglo XVI fue especialmente tormentoso debido a las frecuentes incursiones berberiscas que azotaban el Mediterráneo, lo que motivó que los frailes dominicos que residían en la Parroquia de Jesús desde 1580 se refugiaran en el recinto amurallado, donde la Corona les cedió un solar para edificar un convento y un templo.

La primera imagen del Ssmo. Cristo del Cementerio se instaló en el coro por el prior Fray Vicente Nicolás, el 20 de septiembre de 1.625. Debido a su altura, se trasladó al convento, a una de las habitaciones de este. Cuenta la leyenda que el criado que habitaba en la estancia no podía dormir en ella debido a que, según él, el Ssmo. Cristo le miraba.

En 1.699 se traslada la imagen al Osario o Cementerio de los frailes, de ahí el sobrenombre “del Cementerio”, donde se construye una capilla dedicada a la imagen.

En 1864 se produjo una gran epidemia de cólera morbo-asiático, que llenó de muerte parte de la península y Baleares. En las Pitiusas, se contabilizaron cerca de dos mil ochocientas víctimas en seis meses de epidemia.

Los supervivientes que habían implorado con cultos y oraciones al Ssmo. Cristo, para invocar su divino socorro -y como así se consiguió- le dedicaron un Novenario en acción de gracias, iniciándose el último sábado de septiembre.

El Ssmo. Cristo fue colocado en el altar mayor, siendo bien adornado con flores, y un hermoso baldaquino, que llevaba impresas los emblemas de la pasión, a saber: la cruz, la corona de espinas, los clavos, el martillo, la tenaza, la escalera, y la esponja con la caña. También a ambos lados del presbiterio, se colocaron todos los vestidos que los fieles habían regalado a la imagen.

Para armonizar esta gran devoción a la imagen, así como los cultos a la misma, el primer día de junio de 1890 se repartió una hoja impresa en la que se proponía la fundación 

“d’una confraria que, reunint el cel i la religiositat de tots, doni alè nou a la nostra fe i que sigui testimoni expressiu i permanent de la devoció que és té en aquesta illa a la benaventurada i miraculosa Imatge del Sant Crist del Cementeri, la protecció i l’empara del qual ens assistí sempre, tant en les nostres tribulacions particulars, com en els dies de dol públic i general”.

Durante la Guerra Civil en 1936, la imagen fue quemada por milicianos y posteriormente los restos fueron arrojados, juntamente con retratos de hijos ilustres de la ciudad, al acantilado. Según consta en la documentación de la entidad, “En 1938 fue bendecida por el Excmo. Sr. Obispo de la Diócesis D. Antonio Cardona Riera (bisbe Frit), la nueva imagen del Ssmo. Cristo, costeada por D. Vicente Guasch Marí,…../…. Residente en la Argentina”

En 1960, D.José Prats Torres, vicario general, reorganiza la cofradía, participando por primera vez la imagen del Ssmo. Cristo en la procesión del Viernes Santo.

En 1965 se suma a la cofradía la talla del Ecce Homo, procedente de la iglesia del Hospitalet.

En el año 2008 se añade a la entidad la imagen de Jesucristo entrando en Jerusalén, “La Borriquita”.