Decreto para las celebraciones de Semana Santa (dirigido a Sacerdotes/párrocos)

A todos los sacerdotes, especialmente a los párrocos:

En este tiempo de alerta sanitaria y, por tanto, de confinamiento, la Santa Sede, mediante la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, ha emitido dos decretos dando a las diócesis unas indicaciones respecto a la celebración de la Semana Santa que hemos de llevar a la práctica atendiendo a la configuración y particularidad de nuestra Iglesia local. En consecuencia:

1.- Los párrocos, salvo que tengan un grave impedimento, están obligados a celebrar, en la parroquia en la que residan, los ritos de la Semana Santa sin la presencia del pueblo. Aquellos que, por razones graves no puedan hacerlo en el templo parroquial, lo harán en privado en un lugar adecuado. Para cada uno de los distintos días se observarán las siguientes indicaciones: 

Domingo de Ramos. La conmemoración de la entrada del Señor en Jerusalén se celebra en las iglesias parroquiales utilizando la tercera fórmula contemplada en el Misal.

Jueves Santo. Se omite el lavatorio de los pies, que ya es facultativo. Al final de la Misa en la Cena del Señor, se omite también la procesión y el Santísimo Sacramento y se reserva en el sagrario como de costumbre. En este día, se concede excepcionalmente a los presbíteros no párrocos la facultad de celebrar la Misa, sin la presencia del pueblo, en lugar adecuado.

Viernes Santo. Se siguen en todas las indicaciones del Misal. En la oración universal, antes de la última de las peticiones se hará la siguiente oración:

Oremos también por los enfermos de coronavirus, por quienes los cuidan, por los profesionales de la sanidad, por los que están investigando para buscar remedio a esta pandemia, por quienes han muerto a causa de esta enfermedad, por sus familias. Pidamos a Dios que ilumine a los científicos, de fortaleza a lo sanitarios, consuelo a las familias y lleve a la vida eterna a los difuntos.

(Se ora en silencio)

Dios todopoderoso y eterno, que por medio de tu Hijo muerto en la cruz llenas de salvación la vida de todos los hombres y mujeres, atiende nuestras súplicas, concede la salud a los enfermos, da fuerza a quienes los asisten, consuelo a los que lloran, ilumina a los que buscan una cura y libra a tu pueblo de todo mal, de todo peligro, de toda amenaza, para que liberado por tu misericordia pueda entregarse con mayor empeño a la práctica del bien, la búsqueda de la verdad y el mandato del amor. Por Jesucristo nuestro Señor.

Preguem també pels malalts de coronavirus, pels qui els atenen, pels professionals de la sanitat, per aquells que investiguen a fi de trobar un remei contra la pandèmia, pels que han mort a causa de la malaltia, pels seus familiars. Demanem que Déu il·lumini els científics, doni fortalesa als sanitaris, consol a les famílies i dugui a la vida eterna als difunts.

(Pregària en silenci)

Déu totpoderós i etern, que a través del vostre Fill mort a la creu ompliu de salvació la vida de tothom, ateneu les nostres súpliques, doneu la salut als malalts, fortalesa els qui els atenen, consol als qui ploren, il·lumineu tots els qui busquen remei i allibereu el vostre poble de tot mal, de tot perill, de tota amenaça perquè alliberat per la vostra misericòrdia pugui entregar-se amb major dedicació a la pràctica del bé, la recerca de la veritat i el compliment del manament de l’amor. Per Crist, Senyor nostre. Amén.

La adoración de la Cruz la hará únicamente el celebrante como de costumbre.

Vigilia Pascual. Se omite la bendición del fuego y el lucernario, se conservan los ritos en torno al cirio pascual y el pregón que se harán en el presbiterio. La celebración prosigue siguiendo lo indicado en el Misal Romano para la liturgia bautismal, se mantienen solo la renovación de las promesas bautismales.

Los horarios de las celebraciones serán expuestos en el exterior de las parroquias para que los fieles que lo deseen puedan unirse en oración desde sus propias casas.

2.- No tendremos la celebración de la misa Crismal en la fecha acostumbrada. Dado que nos encontramos en “sede vacante”, este año había invitado a presidirla al Emmo. y Rvdmo. Sr. Cardenal, D. Antonio Cañizares Llovera, que es, como bien sabéis, nuestro metropolitano. Esta celebración la posponemos para cuando la situación haya mejorado y de cuya fecha ya os avisaré.

Mientras tanto, debemos seguir utilizando los óleos (catecúmenos, enfermos y crisma) que se bendijeron el año pasado.

3.- La TEF retransmitirá, desde la parroquia de San José, las distintas celebraciones de la Semana Santa con el siguiente horario:

  • Domingo de Ramos: 12h.
  • Jueves Santo: 18h.
  • Viernes Santo: 18h.
  • Domingo de Resurrección (Vigilia pascual):  21h.

Os ruego que, en la medida de vuestras posibilidades, se lo hagáis saber a vuestros feligreses para que, si lo desean, puedan seguir las diferentes celebraciones.

Así mismo, otras parroquias han tomado la iniciativa de retrasmitir en “streaming”, es decir, en directo, a través de los canales sociales, algunas o todas las celebraciones de la Semana Santa. Estas parroquias y sus accesos son las siguientes:

  • Parroquia de Santa Cruz: santa cruz Ibiza (Facebook)
  • Parroquia de la Sagrada Familia (comunidad filipina): viong bago (Facebook)
  • Parroquia de Sant Jordi: marcelo jofre (Facebook)

4.- En el lunes día 30 se colgará en la página web del obispado (www.obispadodeibiza.es) una carta, dirigida a todos los que formamos la Iglesia de Ibiza y Formentera, y a quienes quieran leerla y utilizarla, que es un instrumento para la reflexión y la oración tanto a nivel familiar como personal y que pretende servir de ayuda a los fieles para vivir estos días de la Semana Santa. También se os enviará por correo electrónico. Os ruego que le deis la máxima difusión.

Aprovecho para pediros que no dejemos de encomendarnos en la oración los unos a los otros y de rezar por las necesidades de todos los enfermos, personal sanitario, servidores del orden y familias de los afectados. No dejemos de pedir para alejar de nosotros este mal que nos aflige.

Por D.Vicente Ribas Prats. Administradr Diocesano.

Descarga el PDF aquí