DESPEDIDA DE LA HERMANA MARÍA VIRGEN PIADOSA

El domingo pasado la diócesis de Ibiza despidió de la Hermana María Virgen Piadosa, perteneciente hasta entonces a la comunidad del Beato Francisco Palau y Quer, de la Familia del Verbo encarnado. Esta hermana ha sido llamada a continuar su misión como Superiora de la comunidad de “Nuestra Señora de la Candelaria” en Tenerife, la cual está a cargo de la residencia de ancianos “Jesús Nazareno”.

La Hermana María Virgen Piadosa ha estado desde el 26 de mayo de 2019 de misión en Ibiza al cuidado de la casa sacerdotal y de la Parroquia de San Telmo junto a Madre María de los Desamparados, quienes se encargaban a su vez de las catequesis de la Parroquia.

Deja un comentario