LOS RESTOS MORTALES DEL SIERVO DE DIOS ANTONIO TUR COSTA SOLEMNEMENTE DEPOSITADOS EN LA PARROQUIA DE SANTA EULALIA

En vísperas de celebrar el “8 de agosto” del año del Señor 2018, han encontrado reposo bajo el altar del Sagrado Corazón de Jesús de la parroquia de Sta. Eulalia, el Siervo de Dios, Antoni Tur Costa, presbítero, su hermano, Vicente Tur Costa, y el padre de ambos, Antonio Tur Clapés. Ceremonia íntima y respetuosa presidida por el Sr. Obispo, Vicente Juan Segura, con el que concelebrarón el Rvdo. Miguel Ángel Sánchez, Promotor de Justicia de la causa de canonización de los mártires de Ibiza, y los mossènyers de las parroquias de Sta. Eulalia y St. Carlos. Asistieron a la celebración los obreros de la parroquia de Sta. Eulalia, así como familiares del Siervo de Dios y feligreses de la Parroquia. Mientras el órgano entonaba el “Christus vincit, Christus Regnat, Christus imperat” el Sr. Obispo selló las urnas, las incensó, y tres sacerdotes las depositaron en el nicho bajo el altar.

 

En la homilía de la Eucaristía, el Sr. Obispo recalcó que con este acto entrañable se quiere testimoniar que el martirio es patrimonio de fe y serenidad de la iglesia diocesana, por la fidelidad de los mártires a su Fe y el seguimiento a Jesucristo Resucitado. Así lo expresa el epitafio escrito al inicio de la lápida: Dichosos vosotros cuando por mi causa os insulten y digan contra vosotros toda clase de calumnias! Alegraos y celebradlo porque vuestra recompensa será grande en el cielo. Mt. 5, 11-12. En esta tarde calurosa, vísperas de San Ciriaco, bien podemos cantar de todo corazón “El Señor es mi pastor nada me falta”.

Deja un comentario