RETIRO CUARESMA

Puntualmente, el domingo III de cuaresma, los religiosos iniciamos el encuentro cuaresmal con la oración coral de laudes. Sólo faltaban Sor Reme, por motivos pastorales, Sor Piedad que está de viaje y en Mario Martínez, hermano del Instituto del Verbo Encarnado, que no se ha integrado en el movimiento diocesano de la CONFER diocesana. Terminada la oración, Sor Gracia Navarro, la animadora, nos puso un Power Point para ambientar la jornada. Acto seguido hizo una reflexión sobre un artículo del claretiano José Cristo Rey: “Dejarme seducir por el Espíritu de Jesús”. Partiendo de la Iglesia de Filadelfia descrita en el Apocalipsis, 3, 8-13, iglesia pequeña, débil, fiel que ha sufrido la persecución calladamente, Dios la recompensa, fraternalmente, preservándola de la destrucción. Luego lo confronta con la la Vida religiosa de la Iglesia, hoy, nave pequeña, impulsada por el viento del Espíritu. Nos lanza dos interrogantes. Uno, ¿Hacia dónde lleva el Espíritu, la Vida Consagrada del siglo XXI?. Dos, insiste. ¿”Hacia dónde nos está llevando el Espíritu, hoy, ahora, a nosotros?” Resume su al alocución. El Espíritu es el fundador permanente, el que está cerca de los fundadores, los inspira y los conduce por los senderos más insospechados. La existencia de la Vida Consagrada es misterio, es don del Espíritu. Nace de encuentros misteriosos con Dios, en la oración y en la contemplación compasiva de nuestro mundo. Se mantiene gracias a un proceso permanente de FE de los consagrados atentos a la llamada del Espíritu. El resultado es:

1) La Vida Consagrada en el siglo XXI es memoria viva de Jesucristo en nuestra vida personal y comunitaria, y en nuestra misión para que esté más que nunca acercada a la Palabra.

2) La comunión con el Espíritu es punto de encuentro, fuerza de comunión. Es portadora para ser profecía de los valores de justicia y de paz.

3) Espíritu Creador. Nos sorprende, día tras día, nos abre hacia nuevos horizontes, nos anima a vivir en nuevas comunidades misioneras y apostólicas, y lugares de encuentro, de convivencia, de oración.

Acaba la animadora, poniéndonos el audiovisual de “Sígueme” donde Salomé Arricibita canta y interioriza: “Toma tu vida y sígueme”, contándonos, antes, la fábula de que un avión con serias dificultades de navegación aérea tiene todos los pasajeros temerosos por el final catastrófico que los espera. Todos no, un niño está absorto con sus juguetes. Ante la advertencia seria del peligro inminente que corre y no se refugia en el seno de su madre con la aparente inconsciencia infantil responde: No tengo miedo. Mi papá es el comandante de la nave.

Un tiempo de oración personal ante el Santísimo Sacramento expuesto, tiempo de recepción del sacramento de la reconciliación, y celebración austera y sentida de la eucaristía presidida por párroco de la parroquia de San José cierran la mañana de este domingo cuaresmal, camino de la Pascua del Señor.

Acabamos la jornada con una comida de hermandad, compartida, de pan y talego.

Ibiza, 4 de marzo de 2018

2 Comments

  1. Cadillac el 08/03/2018 a las 07:11

    Para mí este año la cuaresma tiene dos novedades: la vida que hay en la web con las publicaciones de este tiempo y la ayuda de las tecnologías que voy pudiendo tener a mi servicio. Muchas veces queremos una conversión y queremos ahondar tanto tanto tanto que no nos damos cuenta que no podemos cambiar solamente en 40 días. En estos días de oración más consciente, precisamente gracias a las tecnologías disfruto de la oración dirigida con la aplicación Rezandovoy, recuerdo lo que una amiga muy querida de la parroquia me dijo: dios quiere tu oración sincera y no perfecta. Rescato de esa aplicación un recuerdo que me quedó en el cual la persona que dirigía la oración cierto día nos preguntaba: ¿cómo le hablas a Dios? Le abras con palabras grandilocuente? Hablémosle tal como somos. El sabe más que nosotros, nos conoce desde el vientre de nuestra madre y sin embargo o misterio, quiere que nosotros mismos le contemos lo que llevamos dentro como buenos amigos o de padre a hijo según si hablamos con Cristo o con Jesús quiero decir con Dios padre o con Dios hijo. Este año me voy centrando más en el estar. Tras escuchar la oración en la aplicación y pensar, me quedo ahí, con él, a veces sin decir nada o a veces dejando fluir mis pensamientos. Así espero celebrar este año la Pascua. Para finalizar, recordemos que igual que navidad queremos que sea todo el año, la conversión es día a día, lenta y progresivamente. Miramos la además.

  2. sugiyama el 10/03/2018 a las 04:21

    Gracias!! La verdad es que se hace raro, sí xD

Leave a Reply Cancel Reply