RETIRO DE PASCUA 2018

El domingo, 6 de mayo, nos reunimos en la Casa de Espiritualidad Santa Teresa de Es Cubells la vida religiosa, masculina y femenina, de la diócesis. Animaron el día las Hermanas Marta y María y dirigió la reflexión sobre la alegría del religioso D. Josep Antoni Agut, vicario de la parroquia de San Pablo.

Terminada la oración comunitaria de laudes nos habló de la alegría basándose en citas de la Biblia y personajes relevantes tanto del Antiguo Testamento como de los cristianos que se han esforzado en transmitir la alegría que Jesús quería que manifestásemos sus seguidores . Veamos algunos de ellos.

Abraham nos enseña con su estilo de vida que su alegría no son las riquezas que posee, sino la escucha atenta del Señor: Abraham, ponte en camino a la tierra que yo te mostraré. Isaac, el hijo deseado por el matrimonio de avanzada edad, significa el que se rió.

En el exilio en Babilonia los captores les decían: cantad un cántico de Sión, y los cautivos les respondían: ¿Cómo cantar una cántico si tenemos las cítaras colgadas en los sauces por la tristeza que nos embarga al estar lejos de Sión.

María, la Virgen elegida, recibe la visita del ángel Gabriel y las primeras palabras que le dirige son: Alégrate, María, el Señor está contigoIsabel, lo mismo que su prima María, aceptan como don del Señor, las maravillas que se hacen en torno a su persona y por toda respuesta dicen: “Yo soy la esclava del Señor.”

Podríamos seguir pero nos detendremos con Juan de la Cruz o Teresa de Jesús, incluida, Teresita del Niño Jesús. Y actualmente el Papa Francisco  nos ha escrito tres exhortaciones apostólicas teniendo las tres el mismo trasfondo: Evangelii Gaudium, Amoris laeticia, y hace pocos días “Gaudete et Exsultate”

Continuamos la mañana, después de un breve descanso, con la exposición del Santísimo y la oración personal. Ya al ​​filo del mediodía celebramos la eucaristía del VI domingo del tiempo Pascual.

Acabamos la jornada, compartiendo nuestra alegría en torno a la mesa, con las viandas que cada comunidad había puesto sobre ella.

Deja un comentario