Obispo

vicente-ribas-prats

Vicente Ribas Prats

“Que la luz y los signos del Evangelio sigan brillando y siendo visibles en nuestras parroquias y pueblos”.

Vicente Ribas Prats nació el 12 de mayo de 1968 en Ibiza, y fue ordenado el 12 de octubre de 1996 en la S.I. Catedral por el Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Javier Salinas. Comenzó su ministerio pastoral como Vicario de la Parroquia de Santa Cruz de Ibiza entre los años 1996 y 2000. Un año después fue nombrado capellán del Colegio Sa Real, y posteriormente Delegado de Pastoral Vocacional. En el año 2000 fue nombrado Párroco de Santa Gertrudis y San Mateo y Administrador Parroquial de San Miguel. En el año 2006 fue nombrado Párroco de San Miguel, miembro del Consejo de Consultores y Arcipreste del Arciprestazgo de Santa Eulalia. En el año 2008 fue nombrado Párroco de Santa Eulalia des Riu, siguiendo como Párroco de San Mateo. En el año 2009 fue nombrado canónigo de la S.I. Catedral. El 15 de septiembre de 2010 fue nombrado Vicario General de la Diócesis. El 2 de febrero de 2020 fue nombrado Administrador Diocesano de Ibiza y Formentera. Nombrado obispo de Ibiza por el Papa Francisco el 13 de octubre de 2021, recibió la Ordenación Episcopal de manos del Excmo. y Rvdmo. Mons. Bernardito Auza, Nuncio Apostólico de Su Santidad en España, el 4 de diciembre de 2021 en el Recinto Ferial, tomando posesión de la Diócesis de Ibiza en la misma celebración.

“Vivo et vivam pro Ecclesia”

máxima del Beato Francisco Palau:

Vivo y viviré por la Iglesia.

El escudo episcopal

De azur (azul), cruz alzada y desplazada a la diestra, de oro. En el cantón inferior siniestro una barca surcando las aguas, que evocan el mar Mediterráneo en el que se sitúan las islas de Ibiza y Formentera y, a su vez, la barca representa a la Iglesia, según las enseñanzas de los Santos Padres. Sobre la barca hay una estrella de ocho puntas. La estrella, según la antigua tradición heráldica, simboliza a la Virgen María, Madre de Cristo y de la Iglesia. Ella, la Estrella de la Nueva Evangelización, guía a la Iglesia (representada por la barca) hacia Cristo representado por la cruz central).

Bula

Francisco, Obispo, Siervo de los Siervos de Dios, saluda e imparte la Bendición Apostólica a su amado hijo Vicente Ribas Prats, hasta ahora Administrador diocesano de la sede Ebusitana, nombrado obispo de la misma. Habiendo caído en la culpa los primeros padres del género humano e inficionados con la misma mancha todos sus descendientes, la bienaventurada Virgen María fue constituida por Dios como prenda para restaurar la paz y la salvación (cfr. León XIII, Augustissimae Virginis). Meditando sobre los singulares méritos de la Madre de Dios, y puestos bajo su amparo, dirigimos ahora nuestra atención a la comunidad Ebusitana, que, después del traslado del Venerable hermano Vicente Juan Segura a la sede titular de Armentia y al oficio de Auxiliar de la Archidiócesis de Valencia, ha sido privada de su Pastor. Tras una madura deliberación hemos decidido concederte este encargo pastoral a ti, amado hijo, que sobresales en la vida espiritual, en realizar bien las encomiendas que se te hacen y en la caridad y la prudencia. Así, pues, en virtud de la plenitud de Nuestra potestad Apostólica, oído el consejo de la Congregación para los Obispos, te nombramos y te constituimos Obispo Ebusitano, otorgándote todos los derechos e imponiéndote todas las obligaciones inherentes a este ministerio. En lo que se refiere a tu ordenación episcopal podrás recibirla en cualquier lugar fuera de Roma por cualquier Obispo católico, observadas las normas litúrgicas, pero antes de ser ordenado deberás hacer la profesión de fe y prestar juramento de fidelidad a Nos y a nuestros sucesores en esta Sede Apostólica. Finalmente, te exhortamos a que, intercediendo la Bienaventurada Virgen María, Reina del Santísimo Rosario, y de San José, su castísimo Esposo y Custodio del Redentor, sirvas con diligencia al pueblo de Dios, observando en todo lugar el magisterio de la Madre Iglesia. Dado en Roma, en el Laterano, el día décimo tercero del mes de octubre del año del Señor dosmilésimo vigésimo primero, noveno de Nuestro Pontificado.

Francisco William Millea, Protonotario Apostólico

Episcopologio

Historia