EL ISSVM CELEBRA LA EXALTACIÓN DE LA SANTA CRUZ

EL ISSVM CELEBRA LA EXALTACIÓN DE LA SANTA CRUZ

Cada 14 de septiembre, Solemnidad de la Exaltación de la Santa Cruz, el Instituto de las Servidoras del Señor y de la Virgen de Matará (ISSVM) celebra su fiesta propia. Es un día en el que contemplan la cruz de Cristo y recuerdan que también ellas fueron llamadas a recorrer el camino real de la cruz.

La celebración la comenzaron ayer rezando las maitines en la Parroquia de San Telmo. En este día las Consagradas vuelven a afianzar su vocación de Servidoras.

“Desde la Cruz de Matará la Luz del mundo invita a sus Servidoras a la aventura de ser perfectos”; y así como en la Cruz tallada en madera de mistol se hayan grabados los motivos centrales de su espiritualidad, así han de quedar talladas en sus almas la impronta de la Cruz de Cristo con todos sus misterios y con la espada de la virtud cristiana.

La Cruz de Matará es una cruz tallada en madera por un miembro de la tribu nativa de Matará en la Argentina, evangelizada en el siglo XVI. Los misterios fundamentales de la fe de las SSVM están tallados en la Cruz: la creación, simbolizada por el sol y la luna, el nacimiento de Cristo, simbolizado por la Estrella de Belén, los instrumentos de la Pasión de Cristo y la Crucifixión, la Eucaristía, la Santísima Virgen María representada como una reina española, y las llamas del purgatorio. Es una de las más antiguas cruces que se han encontrado en Argentina y que manifiesta la evangelización del Nuevo Mundo.

Esta Cruz ha sido asumida como parte de su hábito religioso, por considerarla un símbolo de la evangelización de la cultura y manifestación de su consagración total a Cristo crucificado. Su Instituto toma su nombre de ella.

Deja tu comentario