CLAUSURA DE VIDA ASCENDENTE

Con el mes de mayo hemos terminado, por este curso, las reuniones quincenales que hemos tenido los grupos de Vida Ascendente, el día de la Visitación de Nuestra Señora a su prima Isabel. Hemos hecho la clausura, todos los grupos, reunidos en Puig de Missa de Santa. Eulalia para ganar el jubileo otorgado por el Sr. Obispo, D. Vicente Juan Segura, con ocasión del 450 aniversario de la fundación de la Parroquia.

Llegados a Sta. Eulalia por varios caminos y senderos hemos subido, gozosos, el Puig de Missa. Por el camino hemos admirado las hermosas vistas que se contemplan observando desde los cuatro puntos del horizonte. Hemos hecho una visita al cementerio mientras alabábamos lo bien cuidado que tiene, el ayuntamiento, este lugar. Bien podríamos cantar desde este paraje una estrofa del himno a la Virgen de las Nieves que Mn. Isidor Macabich le dedicó:

Dalt d’aquest Puig, altar de tantes races / alçàreu fa quatre segles i mig vostra altar./ La terra aquí jurà ses seues traces, / tots els pobles aquí tenen sa llar./ Que tots hi prenguin guia, / que cercar no podran un far millor. / Mare del Bon amor, Verge Maria, / regnau en nostre cor./

Con ocasión del Jubileo, los parroquianos de la villa del Río han engalanado, con dos coronas de oro y joyas de las “emprendades”, las imágenes de la Virgen del Rosario y de su Hijo.

Cerca de las 13:00, en la explanada del Templo, el Párroco, D. Vicente Ribas Prats, también vicario general de la diócesis y D. José Alexandre, nos han dado la acogida y la bienvenida. Y todas, procesionalmente, cantando, “Que alegría cuando me dijeron vamos a la Casa del Señor” hemos entrado en la Iglesia, donde el Sr. Obispo ha presidido la eucaristía.

Entorno a la primera lectura donde el evangelista Lucas nos ha narrado la primera peregrinación de María llevando el niño Jesús en su seno, el Sr. Obispo, ha extraído unas conclusiones, para nosotros, personas mayores, como la prima de María, Elisabeth. Como ellas dos debemos propagar, animosos, entre las personas de nuestro entorno, los frutos de nuestra formación permanente. Citando al Papa Francisco ha insistido en que debemos ser personas alegres que transmitamos, a los otros, nuestra alegría de habernos encontrado con Jesús y María.

Antes de despedirnos de la Virgen del Roser cantándole la Salve, D. Vicent Tur, consiliario diocesano de Vida Ascendente, ha redundado en las palabras del Sr. Obispo diciéndonos que María y Elisabeth se comunican y comparten la Buena Nueva. También nosotros, en nuestras reuniones, tenemos que compartir nuestra fe e implicarnos para extender el Movimiento.

Terminada la eucaristía nos hemos trasladado a la rectoría donde los prestigiosos y populares cocineros con la marca de “Manos Unidas” nos tenían preparado unos encantadores aperitivos y un suculento arroz de paella, seguidos de postres, pasteles, agua, vinos, licores e incluso café caleta.

Gracias, Sr. obispo, por su presencia y palabras alentadoras que nos ha dirigido en la homilía. Gracias, D. Vicente, por el hermoso encuentro que nos ha organizado, arriba del Puig de Missa, con Dios, nuestro Padre, y con nuestra madre naturaleza, casi junto a las aguas pulcras y transparentes del Mediterráneo. Gracias, D. Vicent Tur, consiliario de Vida Ascendente, por el estilo bondadoso y paciente que tiene con todos nosotros. Gracias, María Dolores, presidenta diocesana, por el interés y preocupación para que no faltara el mínimo detalle a la organización. Gracias a los grupos de Vida Ascendente de Sta. Eulalia muy especialmente a Isabel, Catalina y Anita porque nos habéis acercado con tanto fervor a vuestras patronas, Eulalia y Virgen del Rosario.

 Antes de introducir esta cuña de gratitud donde hemos hablado del Mediterráneo. Desde aquí, y ya con barriga llena, podríamos recitar aquellos versículos que escribió Manuela de los Herreros:

Per lo fina, ric tresor,/ que em tens l’ànima sorpresa / per cada ona que te besa/ tens un batec del meu cor./

O mejor aún, cantar este hermoso poema de Ibiza que tenemos, escrito y musicado por el maestro Gamisans:

ROQUETA SE MEUA ROCA

Eivissa, Illeta daurada, / ramell de polida màgia/ on canta l’alba argentada / on canta es llevant ses gales.

Capseta tota enjoiada / enmig d’una llum mai vista, / llumeta que del cel mana, / llumeta des ulls de nina.

Perla d’escuma marina, / lliri blanc que surt del mar, / cambra d’amor perfumada / d’aures que vénen i van.

Roqueta, sa meua roca, / castell de sa gentilesa, / Roqueta, sa meua roca, / palau de vida serena.

Besades de ses ondines / hi arriben amb l’ona brava, / portant als pits que sospiren / s’encís de veus d’enyorança.

Roqueta, sa meua roca, / castell de sa gentilesa, / Roqueta, sa meua roca, / palau de vida serena.

Lliri blanc que surt del mar, / cambra d’amor perfumada / d’aures que vénen i van, / d’aures que vénen i van.

Y para terminar recordamos un fragmento de Joan Maragall en su canto espiritual que bien lo hubiera podido escribir, como oración, sentado en la barandilla, frente a la torre de defensa, teniendo delante de sí el único pueblo de las islas Baleares que tiene río :

Si el món ja és tan formós, Senyor, si es mira

amb la pau vostra a dintre de l’ull nostre,

què més ens podeu dar en una altra vida?

Perxò estic tan gelós dels ulls, i el rostre,

i el cos que m’he donat, Senyor, i el cor

que s’hi mou sempre. i temo tant la mort!

¿Amb quins altres sentits me’l fareu veure

aquest cel blau damunt de les muntanyes,

i el mar immens, i el sol que pertot brilla?

… més enllà veig el cel i les estrelles,

i encara allí voldria esser-hi hom:

si heu fet les coses a mos ulls tan belles,

si heu fet mos ulls i mos sentits per elles,

per què aclucà’ls cercant un altre com?

…Deixeu-me creure, doncs, que sou aquí.

I quan vinga aquella hora de temença

en què s’acluquin aquests ulls humans,

obriu-me’n, Senyor, uns altres de més grans

per contemplar la vostra faç immensa…

Sta. Eulalia, a 31 de mayo de 2018

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario